Black Friday termina siendo un término que se asocia al desenfreno de las compras en Internet. Ese frenesí además se relaciona al consumo pero también a estafas por incautos buscando siempre mejores precios.

Por ello siempre es recomendable hacer una revisión a algunas medidas previas para poder realizar adquisiciones seguras durante esta mediática pero importante fecha del año.

Lo primero que hay que saber es que pese a la creencia popular, las ofertas no se consiguen solo en el último viernes del mes de noviembre (que es la fecha designada para su celebración). El periodo de ofertas y descuentos se extiende en ese fin de semana hasta llegar al llamado Cyber Monday.

Varios sitios en Internet como eBay y Amazon ofrecen incluso hasta mejores precios semanas previas al día estelar con la intención de librarse de posibles colapsos en servidores y en stock. Lo recomendable entonces es no caer en tentaciones y seguir un par de recomendaciones antes de aventurarse en una jornada de este tipo.

Sugerencias para realizar compras seguras durante Black Friday

Identificar un sitio seguro y confiable

Con la llegada de esta fecha siempre saltan anuncios y mensajes tanto en Internet como en las redes sociales de suculentas rebajas y ofertas que terminan llevando a sitios de dudosa calidad.

Por eso es necesario verificar que las transacciones se hagan en rincones en la Web que sean legítimos y confiables. Esto se traduce en precauciones básicas que hay que tomar incluyendo lo de desconfiar de cualquier URL sospechosa.

También de ignorar aquellos lugares donde se ofrecen artículos o servicios que harían levantar la ceja al más cauteloso por ser llamativamente económicos. Esto sería por ejemplo un iPhone a mucho menos de una fracción de su coste original.

Lo importante en este aspecto es revisar la calidad y su reputación a través de críticas o reseñas que los propios usuarios hayan dejado.

Revisar políticas de devolución y transacción

Esas letras pequeñas que normalmente se ignoran, durante estos periodos de tiempo deben revisarse con más cuidado ya que al no prestarle atención se podrían conseguir más adelante las temidas sorpresas que nadie quiere asumir luego.

Detalles como envío, políticas en caso de devolución y garantías así como precio unitario e impuestos es necesario meterle lupa.

Transacciones y conexiones seguras

Todavía en sitios con reputación confiable es necesario verificar que las transacciones sean seguras y esto se logra verificando la conexión, asegurándose de hacer clic en los enlaces correctos y no proporcionar información sensible como datos de tarjetas o bancaria sin antes hacer las verificaciones necesarias para asegura que sea el lugar correcto.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en España también recomienda una capa de seguridad extra que puede tener el consumidor como la de fijarse en que aparezca tanto el precio rebajado como el original y pedir siempre el tique, factura o resguardo.

Además recomienda en compras en línea de evitar hacer transferencias bancarias y abogar por tarjetas prepago o PayPal (este último tiene una política de mediar en caso de no recibir productos o servicios prometidos).