La pandemia por Covid-19 terminó de cambiar muchas prácticas, incluyendo la de la compra de licencias o de algún programa o videojuego. Si ya había algunos indicios opcionales de trasladar la experiencia a Internet, las medidas de encierro terminaron empujando todo a la obligación. Por eso es momento de revisar esas claves para realizar compras digitales seguras de software.

En el blog de Kaspersky se detallan 5 claves que perfectamente pueden aplicarse para realizarse:

Comprar en tiendas oficiales

Parece una característica obvia pero muchas personas terminan dando su dinero en sitios no autorizados por las marcas por lo que terminan estafados. Para evitar esto hay que recurrir a los lugares oficiales donde se puede comprar ese juego, accesorio o artículos relacionados con esa marca.

Esto asegura garantías y al menos no tener que ver el dinero en manos de un tercero que probablemente desaparecerá.

Ahorrar de modo inteligente

Es conveniente aprovechar los descuentos y promociones que se lancen en periodos de tiempos especiales. Por ejemplo, durante Black Friday es seguro que hay ofertas y rebajas.

En el caso de videojuegos y de algunas licencias, hay que poner especial cuidado para no caer en estafas. Esos precios super bajos para productos AAA fuera de época deben terminar al menos levantando una ceja por las dudas. Lo ideal es ir manualmente hacia la URL del sitio del fabricante o desarrollador para verificar si tiene precio rebajado. Sino, posiblemente sea mentira.

Foto vía Freepik

Revisar la política de devoluciones

Antes de comprar en cualquier sitio en Internet es necesario saber las políticas de la tienda sobre la devolución de software que podría no terminar gustando o siendo de utilidad.

La mayoría de los vendedores autorizados ofrecen reembolsos, pero los términos y condiciones pueden variar.    Kaspersky menciona que algunos juegos en Google Play dan 48 horas a partir de la compra para decidir. Steam puede negarse a dar un reembolso por el juego que ya se ha jugado por más de dos horas.

Usa una tarjeta solo para comprar online

Pensando siempre en que los sitios Web pueden sufrir hackeos y la información personal puede terminar en terceros, es necesario pensar lo peor antes de enlazar una tarjeta con acceso a todo el ingreso de alguien. Por eso es preferible aplicar una sola que sea prepagada o aquella que tenga menos fondos para que en caso de un problema poder actuar a tiempo.

Usar una conexión segura

En las redes públicas con acceso a Internet, la información que se envía en línea  -ya sea por detalle de tarjeta o credenciales de inicio de sesión- se transmite sin cifrar. Esto se traduce en que  lo que significa que los administradores de red y los hackers pueden leerlos.