El fundador de Cynersis se refirió al rol que la tecnología desempeña en la educación a distancia. «Pensamos que el profesor es una especie de robot que debe rápidamente asimilar nuevos contenidos, cambios tecnológicos y por lo general esto demanda un tiempo de maduración», dijo a CNN Chile.

Entrevista original publicada por CNN en Español | 05.01.2021 

Hace un par de meses, la ONU informaba que el cierre de escuelas a causa del COVID-19 ha afectado a más del 90% de la población estudiantil mundial. Esto sin incluir a los estudiantes de universidades y otros centros de formación.

Esta nueva realidad ha significado grandes desafíos para la educación en todos sus niveles. En conversación con CNN Chile, Patricio Fonseca, fundador de Cynersis, se refirió a la realidad de la educación y al rol que la tecnología desempeña.

A diferencia del mundo empresarial, el CEO sostuvo que en el caso de la educación “hay un punto muy importante que tiene que ver con haberse atrevido a verse las caras en forma remota docentes y educandos. Eso es un tremendo desafío mucho más importante que en la empresa privada”.

Fonseca recalcó que esto ha sido muy demandante y de mucho estrés para los centros educativos, quienes debieron “adaptarse con sus herramientas y salir al mercado a ver cómo no perder la conectividad con sus alumnos”.

Asimismo, frente a los desafíos que estas tecnologías plantean, el experto sostuvo que uno de los principales problemas vistos en Chile y Latinoamérica es que “los alumnos no prestan atención y no se consiguen los objetivos o planes académicos que fueron programados para el año“.

Sin embargo, a la hora de buscar soluciones, Fonseca declaró que “tendemos a cometer un error, y es que le pedimos todo al profesor, pensamos que él es una especie de robot que debe rápidamente asimilar nuevos contenidos, cambios tecnológicos y, por lo general, esto demanda un tiempo de maduración”.

El fundador de Cynersis manifestó que este 2021 la educación se verá enfrentada a otro nuevo desafío relacionado a la implementación de salas híbridas las cuales “son una tendencia que se está implementando en educación básica, centros de formación técnica y universidades“.

Este método está pensado para cuando los alumnos deban retornar a clases presenciales mientras aún se controla la pandemia. Al ser muchos estudiantes, no todos podrán ingresar a las aulas y en estas salas híbridas “todo el contenido del profesor se va a ir volcando digitalmente”.

De esta forma, el o la docente podrá “repartir su curso: La mitad o un tercio en la sala y todo el resto en la casa”. “Eso es un gran desafío que recién lo estamos viendo, pero se viene muy fuerte implementación híbrida, donde el cambio lo tienen que generar los mismo docentes”, concluyó Fonseca.